Exposición de Jon Zabaleta en Ilustratzailearen Txokoa, en el Centro Cultural Aiete, del 17 de diciembre al 22 de marzo

Jon ZabaletaDesde que en octubre de 2012 se inauguró El Rincón del Ilustrador en el Centro Cultural Aiete, han pasado por aquí profesionales como Iban Barrenetxea, Eider Eibar, Elena Odriozola, Antton Olariaga, Maite Gurrutxaga, Aitziber Alonso, Jokin Mitxelena y Estibalitz Jalón.

El próximo será Jon Zabaleta, uno de nuestros ilustradores “clásicos” vascos, nombre ineludible en la literatura infantil en euskera.

Jon Zabaleta nació en Hernani en 1950. Empezó a dibujar en la escuela.

De niño realizaba pancartas, carteles e imágenes para las fiestas. De joven, hacía murales y carteles a mano, así como chistes gráficos para revistas. Ofrecía imágenes en asociaciones juveniles de la época y en iniciativas a favor del euskera.

En 1968, empezó a trabajar en una imprenta dejando de un lado los estudios de delineante.

En 1971 entró en la Escuela de Arte de Deba. Aquella Escuela Experimental impulsada por Oteiza fue un intento de insertar la innovación y el urbanismo en las artes aplicadas, y tuvo una gran influencia en el pequeño universo de la escuela nocturna, la semana cultural, la ikastola y las asociaciones culturales que estaban surgiendo en la época. Zabaleta estableció las bases de su imaginería en Deba: cerillas y caracoles, elefantes y lunas.

Dejó la escuela de Deba en 1974 y enseguida le surgieron encargos.  En el contexto de la edición vasca resultaron sorprendentes la frescura de sus imágenes y el rendimiento plástico que extraía a los escasos recursos materiales que utilizaba.

Los inicios de Jon Zabaleta están estrechamente ligados a los primeros pasos de las industrias culturales en euskera, a los esfuerzos de la escasa prensa vasca del momento. Maduró junto a la expansión de las redes de la cultura vasca y se convirtió en uno de los pioneros del nuevo cómic vasco.  Además de crear imágenes postales o responder a la necesidad económica de movimientos a favor del euskera o de apoyo a los presos, contribuyó a impulsar la imagen de Olentzero.

A mediados de la década de los 70 sus trabajos, sobre todo sus cómics, fueron publicados en Zeruko Argia y el suplemento Komikia. En aquella época publicó sus tiras “Xua, Taka eta Klok” en Berriak. En 1976 publicó el cuaderno Aberri Egunaren Ipuia en el suplemento de la revista Hitz de Baiona. Desde entonces han sido numerosas sus colaboraciones en Egin, Euskaldunon Egunkaria, Garaia, Habe, Euskadi Sioux o Ipurbeltz, entre otros.

Aquellos fueron años intensísimos en el diseño gráfico y la comunicación ilustrada. Los dibujantes vascos de su tiempo seguían tendencias de otros países, algunos de ellos de esferas anglófonas (Zulueta, Egillor, Zabala…) y otros francófonas (Zabaleta, Olariaga…).

En aquella época apareció el libro “Txiki: marrazkilari eta umoredun” de Juan Zabalo. “Txiki” era el dibujo sintético de Zabalo, que con un trazado cerrado bien definido y con el uso de colores básicos obtenía un resultado delicioso. Jon Zabaleta une la tradición del dibujo vasco, entre otros, con este gran dibujante del periodo de preguerra.

Así mismo, Jon dibujaba líneas obteniendo resultados elocuentes. Utilizaba el tema socio-político, casi instintivamente, como pretexto o compromiso para contar, cual cronista, lo que sucedía o le sucedía. Jon tiene una habilidad excepcional para contar con precisión los que ocurre a su alrededor y en su interior.

En los años 80, con la institucionalización de la democracia, Jon se retiró a un caserío de Lesaka, limitándose a las ilustraciones de libros infantiles.

Ha sido el ilustrador de cuentos de autores importantes como Lertxundi, Balzola, Atxaga, Landa y otros. Sin embargo, vivió de lejos aquel primer boom industrial de la literatura infantil en euskera. Ipurbeltz podría ser, en el mundo del cómic, el símbolo de la llegada de aquella nueva era que apostó por la estabilidad. Jon Zabaleta ha colaborado durante mucho tiempo en Ipurbeltz, donde ha ofrecido páginas memorables, pero aquella época la vivió desde fuera.

La obra de Jon Zabaleta

La obra de Jon Zabaleta es abundante y diversa, ha diseñado portadas de discos, carteles y pegatinas. Además, ha ilustrado unos 100 libros infantiles y juveniles.

A pesar de parecer dibujos para niños, en ellos ha tratado temas como la política, el sexo o la ecología. Ha publicado humor gráfico, cómics y otros dibujos en unas diez revistas y dos diarios.

Zabaleta ha participado en estos últimos años en alrededor de veinte exposiciones. Este magnífico artista testigo de nuestra historia se dedica a día de hoy a dibujar y enseñar.

Donostia Kultura ha entrevistado y grabado a Jon Zabaleta, recogiendo así su vida y su trabajo en el siguiente vídeo