Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Ziomara Hormaetxe, es uno de esos talentos de la danza, cuyas inquietudes artísticas le han llevado a formar su propia compañía con el fin de dar alas a sus propios proyectos. Nos ha sorprendido su devoción por la innovación, la educación y la comunicación hacia el gran público. La encontramos el pasado año cuando estrenaba en el Teatro Campos Elíseos de Bilbao su pieza ‘K-otica in progress’, de la que nos habla en estas líneas

Licenciada en Historia del arte por la UPV/EHU, Ziomara Hormaetxe comenzó sus estudios de danza clásica en el
estudio de Rosa Hierro a los 8 años, iniciándose más tarde en danza contemporánea con Matxalen Bilbao.

En el 2002 obtiene una beca para continuar sus estudios de danza clásica y contemporánea en la universidad Sophia Antipolis de Niza (Francia). Continúa su formación en Cannes “Ecole superieure de Danse”, Londres “The Place”,
Nueva York “Marta Graham Contemporary dance School”, P.A.R.T.S Bruselas, Henny Jurriens Dance Amsterdam, Theaterschool (SBDO) Amsterdam, Madrid y Barcelona.

Desde el 2004 es bailarina de la compañía “Galatea” donde comienza a trabajar de manera autodidacta sobre la creación coreográfica, creando su propio colectivo Cia Danza Ziomara Hormaetxe. Desde entonces trabaja en la creación de sus propios proyectos artísticos como creadora e intérprete independiente.

Actualmente continúa su formación en Madrid , Londres, Cannes, Ámsterdam, Bruselas, Nueva York y trabaja entre Bilbao y Barcelona.

Ziomara Hormaetxe

Buenos días Ziomara, háblanos de tu trayectoria personal ¿Qué proyectos podemos ver actualmente de la Compañía Ziomara Hormaetxe?

Estoy trabajando con dos piezas simultáneamente ‘Symbiosis’, un proyecto subvencionado por el Gobiernos Vasco dentro del marco de Dantzan Bilaka 2014 y también dentro del marco de ayudas para producción 2015, que interpreto con Robert Jackson.

La simbiosis es una forma de interacción biológica que hace referencia a la relación estrecha y persistente entre dos organismos de distintas especies. Es un proceso de asociación íntima, producto de una historia evolutiva entrelazada que, por lo general, acaba siendo beneficioso al menos para uno de los componentes. Symbiosis trata de acercar este concepto puramente biológico y científico a las relaciones humanas. Dos cuerpos que, frente a frente se atraen o se repelen pero no pueden separarse. Se necesitan. Fundamentalmente, se centra en la necesidad mutua para subsistir y beneficiarse en su desarrollo vital.

Symbiosis habla sobre la dependencia afectiva y emocional e incluso física y lo que ello conlleva. Pero sobre todo busca respuestas a esa necesidad.

Busca caminos de coexistencia en un entorno hostil como es el ahora. En el que una relación que implique una co- evolución es una meta inalcanzable o al menos complicada.

 

La otra pieza en la que trabajo es ‘K-OTICA in Progress II’, que comparto con Aiert Beobide de Haatik Konpainia, un proyecto subvencionado por el Gobierno Vasco: Creación Coreográfica, Jóvenes Coreógrafos.

El mundo no sigue estrictamente el modelo del reloj, previsible y determinado, sino que tiene aspectos caóticos.

Esta pieza está inspirada en la teoría del caos, desarrollada a partir del principio que defendía que todo, está interrelacionado en un sistema de reacciones. Enfoca senderos escondidos, matices, la sensibilidad de las cosas y las reglas que conducen, de lo imprevisible a lo nuevo.

La obra aborda el tema de la tensión entre aleatoriedad y fatalidad; entre la imposibilidad de determinar el futuro y el hecho, de que sólo uno de los futuros posibles, tendrá lugar. Considero, que existe un fuerte potencial estético y espiritual en la capacidad/necesidad humana, de aceptar, adaptarse, y lidiar con lo imprevisto y lo determinado, es decir, de convivir cotidianamente con el caos y, eventualmente, con el único evento seguro, que es el fin de la vida.

 

Desde que estrenaste la pieza el año pasado no has parado, cuéntanos dónde vamos a poder disfrutar de este trabajo durante 2015…

Actualmente voy a hacer una gira con ambos proyectos, en ella hay bolos en los que presento las dos piezas como un programa doble, aunque en la mayoría presentaré ‘Symbiosis’.

El 14 de marzo en Lekuaek Festibala en Gernika y el 28 en Donostia en Kontadores Aretoa.  Y después una gira por el circuito vasco: Zornotza, Durango, Basauri, Sopelana, Hondarribia…

También van  poder vernos en Barcelona, en el Festival Nun Off, en Amsterdam, ya en noviembre…

Ziomara Hormaetxe

Vemos que tu trabajo está presente también fuera del circuito tradicional de la danza y se introduce en nuevos espacios de experimentación y tecnología. Cuéntanos, en ese contexto ¿qué podemos encontrar en tus espectáculos?

Como en mi trabajo introduzco otras disciplinas como las visuales, he abierto otro campo para presentar mis piezas, es decir, estoy intentando introducir mi espectáculo en festivales de música electrónica, y arte digital. Como utilizo la imagen generada en directo y la música en directo, encaja muy bien en este tipo de marco.

Con relación a ésto, es importante añadir en la gira un bolo para otoño, en el Festival Mira de Barcelona de Música Electrónica y Arte Digital.

¿En qué basas la conceptualización de este lenguaje interdiciplinar?

Trabajando un lenguaje que resalte sobre todo la fisicalidad.

Estoy investigando dentro del minimalismo a la hora de construir y en este trabajo sobre todo me centro en la investigación de lineas en el cuerpo…

Para ello utilizo, impulsos, aceleración , deceleración, repeticiones, salidas de eje, espirales, cogidas, bloqueos, paradas, resistencias, manipulaciones, pesos..

La base de mi trabajo es el propio cuerpo, investigo en las propias estructuras de la danza construyendo su discurso a través del movimiento, un trabajo con un claro discurso abstracto. Entiendo el cuerpo como una entidad compleja en continuo proceso de transformación y de dialogo con el espacio; una pulsión interna que le aporta calidades y emoción.

El impulso es la búsqueda de ideas que me ayudan a explorar el movimiento.

No persigo una narración de una imagen específica. Lo que me interesa es cómo convertir mi introspección en una experiencia real.

Lo llevo al escenario desde la fisicalidad, no me interesa contar una historia, no hay un personaje que le pasen cosas, porque en el fondo me interesa más qué es lo que el espectador siente. Cómo se van hilando esas capas, esas estructuras de lo que luego el espectador va a ver, va a sentir, va a hacerle sentir.

Me interesa tanto esa sensación que pueda causar mis piezas en la gente, no que entiendan lo que yo he sentido sino lo que les provoca el verla, que después de mostrar mis piezas suelo invitar a la gente a quedarse un rato y a charlar de ello. La idea sobre todo es compartir, quitar ese muro con el público y hacerlo de manera mucho más cercana.

Me interesa mucho este tipo de acercamiento, para mí es superenriquecedor y creo que al público también le ayuda a cercarse y a sentirse más cómodo.

Ziomara Hormaetxe

¿Puede tener eso algo que ver con tu interés por el campo de la educación?

Supongo que sí. Cómo licenciada en Historia de arte y Danza, he tenido mucho interés en la educación en general.

He trabajo en diferentes colegios e institutos impartiendo diferentes materias cómo historia y arte. Mi objetivo, en ésta otra etapa de mi vida cómo coreógrafa y bailarina es acercar esta disciplina y otras dentro de las artes a los centros educativos.

Para ello me gustaría trabajar el material de mi trabajo hasta ahora, para impartir un taller con los alumnos. Estoy preparando un dossier para presentarlo a los colegios.

El taller trata de trabajar y acercar la interacción de las últimas tecnologías y la danza.

La idea es proponer a los alumnos un taller que les acerque al lenguaje que yo utilizo y mostrar de manera interactiva los programas que estamos utilizando para la pieza ‘Symbiosis’ como pueden ser el Kinect (conocido programa para xbox), entre otros.

Así podremos mostrarles en trabajo que hacemos ( video genertativo, crear la imagen en tiempo real y acercar la danza a los alumnos y a la educación en general. El objetivo es acercar e integrar diferentes disciplinas artísticas en los centros educativos , para sensibilizar y sobre todo cultivar la reflexión de los adolescentes para una mejora y evolución personal.

Ziomara Hormaetxe

Háblanos de tu proceso creativo…

“Symbiosis” parte de una necesidad de contar una experiencia vivida en el pasado, cargada de emociones buenas y no tan buenas…y de una etapa de cambios importantes a nivel personal y artístico.

Cómo punto de partida, escojo los diferentes tipos de simbiosis y los intento traducir al movimiento.

Mutualismo: ambas personas se benefician. Comensalismo: la relación es beneficiosa para uno de ellos e indiferente para el otro.

Parasitísmo: uno de ellos se beneficia y el otro sale perjudicado.

Éstos conceptos son mapas para el movimiento. Cada palabra esconde una calidad y un campo en el que investigar a través del trabajo con los cuerpos.

Después de varios meses de investigación, nos hemos centrado en la idea de frialdad, indiferencia, vacío y en lo que ello conlleva en las relaciones humanas.

En relación con lo anterior también estamos trabajando, los enganches emocionales, afectivas, físicas entre las personas y para ello estamos realizando ejercicios donde se construye el movimiento a través de ejercicios como pull and push (empujar y coger)

La propuesta coreográfica se basa en la minuciosidad, la contundencia, la precisión y sobre todo la fuerza y la energía del movimiento.

Es un trabajo muy cerebral.

Ziomara Hormaetxe

¿Tienes algún proyecto nuevo proyecto en mente?

El próximo proyecto que está gestándose es ‘Byopyraci’ con tres intérpretes femeninos, tengo muchas ganas de meter más bailarines, da mayor juego en la composición de las coreografías, aunque también puede ser más difícil y es el reto para mí, dirigir más de un bailarín.

Sigo trabajando con las visuales y la idea de interacción con el movimiento, crear imagen en tiempo real, interactuando con el movimiento. Para ello estamos investigando con diferentes programas como el Kinect, que se utiliza para la Xbox, entre otros y música en directo.

Está inspirada en el transhumanismo, que es tanto un concepto filosófico como un movimiento intelectual internacional que apoya el empleo de las nuevas ciencias y tecnologías para mejorar las capacidades mentales y físicas con el objeto de corregir lo que considera aspectos indeseables e innecesarios de la condición humana, como el sufrimiento, la enfermedad, el envejecimiento o incluso en última instancia la mortalidad.!

La humanidad siempre está buscando maneras de vivir más y mejor.

Queremos curar cosas, hacer las cosas perfectas y estamos siempre en busca de las soluciones médicas o científicas adecuadas para lograrlo. Queremos dejar crecer la naturaleza en su estado normal, pero destruimos y construimos la naturaleza y manipulamos genéticamente. Incluso, existen planteamientos en los que se han utilizado los seres humanos para experimentos genéticos. ¿Podríamos aceptarlo o podríamos protestar contra ello? ¿Somos los únicos dueños de nuestro cuerpo?

Gracias Ziomara, ha sido todo un placer hablar de tu trabajo, esperamos que sigas desplegando tu creatividad, acercándote a tus espectadores, inspirando a nuevos creadores, moviéndote sin descanso en pro de la fisicalidad que te cautiva. Nosotros seguiremos de cerca tus proyectos.

 

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone