banner ad

Ana Otxoa, un canto a la emoción

| 22 Diciembre, 2014
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Muy en línea con las fechas navideñas, entrevistamos a Ana Otxoa que acaba de ofrecer un recital navideño en el Teatro Arriaga. En la entrevista, la soprano hace un repaso a su trayectoria y nos habla, de forma personal y cercana, de sus proyectos para el nuevo año. Con este aire navideño, Ana Otxoa y Baskonia Cultura os desean ¡Felices Fiestas!

Ana Otxoa Pando es natural de Bilbao, ciudad donde comienza sus estudios musicales. Ha estudiado con repertoristas de prestigio y cantado con agrupaciones de renombre, muchos de ellos con sede en el País Vasco, pero también en el ámbito nacional e internacional.

Ha representado en el Teatro Arriaga, con la Abao y en el palacio Euskalduna, pero también en el Teatro de la Maestranza, en el Festival Internacional de Música de Sarrebourg, el Festival internacional de música polifónica de Cerdeña, los Conciertos de Santo Tomás de la Universidad de Sevilla o la Semana de Música Religiosa de Cuenca, entre muchos otros, hasta el último en Los cuartitos del Teatro Arriaga.

También es posible escucharla como solista en grabaciones realizadas con diferentes agrupaciones tales como Orquesta de Musikene, Kea Taldea, Capilla Peñaflorida y Los Músicos de su Alteza o en conciertos y representaciones grabadas en directo por Radio France, Radio Nacional de España y Euskal Irrati Telebista

Buenos tardes Ana, gracias por atendernos en estas fechas tan señaladas y llenas de compromisos profesionales. Te pedimos un ejercicio de  memoria para ver qué puedes contarnos de tus comienzos en el mundo de la música…

Mi nombre es Ana Otxoa Pando y soy natural de Bilbao. Como mi generación de músicos, comencé a los 7 años en el plan “del 66” con solfeo, y pasando cursos con todas la asignaturas que este plan de estudios conllevaba. Además de tocar piano, coral, armonía historia, estética, etc… Y cómo no, simultaneando estos estudios musicales con el colegio y la universidad donde por entonces terminé Magisterio y Psicopedagogía.

Mi primer “enganche musical” fue con el mundo coral, cantaba en muchos coros de Bilbao y de Vitoria y estudié en la federación de coros de Euskal Herria (EHAE) dirección de coro varios años. Con todo esto quiero decir que siempre he cantado como soprano, en principio en coro con pequeños solos y ahora a otra escala, pero la evolución era clara.

Ana Otxoa

Tus comienzos han sido muy precoces y además tu instrumento es tu propia voz ¿Ha sido algo vocacional o te has visto llevada por la corriente de tus facultades?

Yo sólo sabía que quería dedicarme a la música, pero no sabía a qué concretamente. Cantar siempre ha sido lo más natural en mí desde muy pequeña, siempre lo he hecho bien, pero en mi caso, hasta que no me dijeron varias personas que se habían dedicado a ello,  que podría ser tu camino laboral, no lo vi claro. Y una vez cogiendo confianza, hubo que convencer a otros a que me ayudaran a dar el siguiente gran paso, que fue preparar el examen de acceso a Musikene y terminar la carrera de canto. Como otros muchos tuve que compaginar esta fase con trabajo para el alquiler y demás gastos… fue duro pero gratificante, ¡pude hacerlo!.

Así es como comenzó tu carrera profesional, supongo…

Mi carrera de solista comenzó a la par que empezar en Musikene, bien con programas que preparaban desde Musikene para eventos o discos o bien con agrupaciones como Capilla Peñaflorida, Los Músicos de su Alteza, Kea Taldea. El primer verano de empezar en Miramar lo pasé en Bélgica con “Drift” después de hacer una audición y aceptar la invitación de Wouter van; Looy.

Estilísticamente, mi repertorio del comienzo incluía sobre todo música antigua y contemporánea en todos los géneros (canción, oratorio, ópera, coral, etc…). Nunca he perdido de vista a la ópera más belcantista y a la zarzuela, pero las incluí posteriormente en mi repertorio profesional, porque para disfrutar realmente de ellas, necesitaba una evolución técnica.

A día de hoy puedo decir que gracias a mi naturaleza vocal y flexibilidad técnica  puedo interpretar  diferentes estilos con bastante solvencia.

En este ejercicio de mirar hacia atrás, te pedimos un esfuerzo más para que busques aquello que te ha acompañado hasta el día de hoy, esa emoción que perdura en el tiempo y que no se olvida.

Todos los proyectos que he hecho, han sido importantes para mí, porque me han enseñado y preparado para los siguientes. Y gracias a ellos he conocido personas maravillosas, de verdad.

No puedo destacar una anécdota sola, resaltaría situaciones emocionantes con el público que me ha escuchado… en un curso de música antigua, un maestro me pidió que parara de cantar porque se emocionaba y quería seguir dando clases (su padre se había muerto hace poco y yo cantaba “Blute nur…” de Bach) ; en una audición en Musikene, apareció un señor que después de escucharnos nos decía emocionado que había sido una de sus mejores experiencias vitales; la última ha sido en el Arriaga, en el último concierto en el Foyer, además de haberse llenado y quedarse público sin poder entrar, el que estaba dentro respiraba y se emocionaba… de recordarlo se me ponen los pelos de punta, porque son tan escasas las veces que se puede interpretar canción y que hubiera un lleno así…¡uf!

A nosotros también nos emociona lo que nos cuentas, así que vamos a mirar al futuro un instante ¿Dónde vamos a poder disfrutar con Ana Otxoa durante los próximos meses?

Proyectos futuros los tengo con Kea Taldea (coro de cámara de música contemporánea) y con Opus lírica en un Rigoletto que será en Mayo. Siempre espero que aparezcan nuevos retos, mente positiva y abierta.

Háblanos de tus metas…

Mi meta profesional y humana van de la mano: disfrutar interpretando música y que el que pueda y quiera contratarme, y ver mis interpretaciones, disfrute también. No me pongo límites, por ahora no he llegado el tope de mis posibilidades.

Tu repertorio es muy amplio abarcando varios estilos, desde el Renacimiento al Contemporáneo, ópera, zarzuela, canción popular o música de cámara…

Me siento cómoda en todos los géneros, y me gustaría hacer más ópera y zarzuela porque es lo que he hecho menos. ¡Pero me gusta todo!

Ana Otxoa

En Baskonia Cultura nos interesan mucho los procesos creativos y el mundo de la ópera, nos resulta complejo y desconocido. ¿Cómo se enfrenta Ana Otxoa a cada nuevo proyecto? 

A la hora de afrontar una partitura me gusta conocer todo lo que la rodea, desde las diferentes ediciones, tonalidades, momento creativo del compositor, época social, origen del texto, autor del mismo… Saber todo esto, me ayuda a interpretar mejor, crear un personaje, emoción y actitud a los que uno estos conocimientos. Así, de una manera consciente y emotiva intento interpretar lo que el compositor escribió. En este proceso siempre está presente la emoción, no es fácil, porque la emoción puede hacer que no puedas cantar, pero una vez asumida, interiorizada y superada, el resultado es mágico.

Tu trayectoria y tu trabajo te sitúan en una posición de prestigio, para que valoremos tu opinión sobre la salud de nuestra cultura… 

Hablando sobre mi sector, y haciéndome eco de lo que pensamos muchos músicos con los que hablo, me gustaría decir algunas cosas. Siempre hablo desde el respeto y la comprensión de que las cuestiones no son tan sencillas como se puedan plantear, pero algunas cosas de las que hablaré ya están inventadas, solamente habría que plasmarlas en nuestra tierra.

Sinceramente no me puedo quejar en absoluto por las oportunidades que me han dado las instituciones culturales y teatros de Euskadi, pero sería maravilloso que se impulsara aún más la participación de proyectos propios y cantantes de la tierra, en un porcentaje del 90%. Tenemos teatros que apuestan por producciones propias, tenemos una facultad de bellas artes, varias orquestas sinfónicas… a qué esperamos para que la colaboración sea constante y como resultado se creen producciones propias a vender. Esto es crecimiento económico. Plantillas un poco más estables de cantantes, peluquería, sastrería, hostelería, tramoyistas, iluminadores, limpieza… de aquí, como hacen en otros teatros europeos en los que apuestan por trabajar de esta manera, con resultados y temporadas espectaculares durante todo el año, dando trabajo y con teatros y auditorios sacando beneficio económico.

Es un “hola, estamos aquí” de todos los artistas de la tierra que queremos seguir trabajando y creando riqueza aquí.

Muchísimas gracias Ana, ha sido un placer compartir estas líneas contigo, seguiremos tu trayectoria artística hacia donde quiera que vaya y deseamos que todo tus deseos se cumplan en este nuevo año. Desde Baskonia Cultura trabajaremos para que nuestra cultura siga teniendo sus ecos. 

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Etiqueta: , , , ,

Categoría: Bilbao, Bizkaia, Euskadi, Artes Escénicas, Entrevistas, Música, Noticias, Ocio

Comentarios (1)

Trackback URL | RSS de los comentarios

  1. tecenvi dice:

    Es de agradecer que se reseñe artistas como Ana, para que empiecen a actuar ante el público de Euzkadi y no tengan que marchar fuera de españa.
    Ya está bien de contratar, a cantantes extranjeros que impiden que los cantantes de Euzkadi nos llenen de felicidad con sus actuaciones. ya aplaudidas en el extranjero.

banner ad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR