Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone

La obra de Xabier Aldazabal llega hasta nuestras manos de forma fortuita, a través de una exposición que se ha organizado en la escuela de fotografía donde se formó, hace ya algunos años, y a pesar de la humildad que transmiten sus  palabras en esta entrevista, os invitamos a descubrir con nosotros algo más de su personalidad y de su trayectoria artística

xabier aldazabal portrait black and whiteDe este fotógrafo gasteiztarra nos cautiva el uso del vacío en sus composiciones, casi tanto como el manejo de la luz y los planos y texturas superpuestos.

La luz difumina los contornos ofreciendo una atmósfera de ensoñación, donde se mezclan la realidad con la visión del artista y donde el lugar parece evocado, no presente, apreciándose en él esa veracidad que otorga a las fotografías el paso del tiempo.

El color focaliza, distribuye la escena, pero no parece ser el elemento principal de la acción. Existe preferencia por los tonos blancos, claros, perpetuos, ofreciendo sensación de pureza, de infinitud.

Sus interiorismos, en ausencia de la figura humana, espacios diáfanos, con una gran profundidad. Lugares detenidos en el tiempo, donde se escucha el silencio, la placidez cargada de cierto desasosiego, que invita a la curiosidad humana a perderse entre los volúmenes de los objetos.

Actualmente podemos ver el trabajo de Xabier L. Aldazabal en una exposición colectiva organizada por Ivasfot, con la serie Into Abeyance, donde nos obliga a perdernos entre los retazos de un espécimen perfecto de arqueología industrial, que se desprende de la vida poco a poco, y donde se respira esencia.

 

Buenos días Xabier, cuéntanos, cuál fue tu motivación para introducirte en el mundo de la fotografía…

Desde muy joven tenía la sensación de buscar un trabajo en el que cada día fuera diferente, no pasarme las horas de luz del día en una oficina o fábrica. Fue ahí donde decidí que la fotografía me daría esa posibilidad. Tuve un contacto con anterioridad con la fotografía a través de mi abuelo que en parte se dedicaba a ello y daba clases pero nada serio por mi parte. Nunca pensé que me dedicaría a esto.

Tener un elemento que te haga entrar en contacto con la actividad artística a una edad temprana, de una u otra manera, como puede ser el caso de tu abuelo, puede dejar dormida una vocación que se recupere años después ¿Cómo recuperaste tu contacto con la actividad artística?

Comencé mis estudios en Ivasfot en 2003 y finalicé en 2005.

Después de unos años en los que me dediqué a otras cosas fui ahorrando para la compra de material y retome la profesión en 2009. Los primeros pasos fueron totalmente de novato, no conoces el mercado y te parece que lo que haces es insuperable pero realmente no lo es… con los años vas viendo que este mundo es mucho más complejo y sobre todo mucho más profesional de lo que se ve desde fuera. Hacer fotos no tiene ningún misterio, a la vista está como todo el mundo alimenta sus redes sociales, pero hacer las cosas bien requiere de muchas horas de entrenamiento, vuelvo a repetir que esto es como todo, trabajar y aprender constantemente.

Actualmente lo complemento con talleres de temas muy específicos y de manera autodidacta.

Xabier Aldazabal

Hablas de una evolución, quizás de una época más espontánea, donde los trabajos del artista parten de la voluntad de crear, pero dejando de lado el trabajo y la calidad que aporta la técnica, la composición, el estudio, la documentación… 

Mi evolución no creo que sea diferente al resto, comencé con unos estudios y cuando pensé que podía empezar a ofrecer mis servicios como fotógrafo me lancé a ello… seguramente a día de hoy viendo mis primeros trabajos no me hubiera ofrecido tan a la ligera.

El mayor cambio que he notado desde mis comienzos hasta hoy ha sido la curiosidad en los trabajos de otros fotógrafos, eso me hizo darme cuenta del nivel que hay y me obligó a ponerme las pilas, me di cuenta que era mediocre.

Solo hay que seguir la historia del arte, para ver que muchos procesos creativos comienzan al estudiar a otros artistas. El observar a otros profesionales te ha ayudado en tu evolución y ha conseguido que tengas un estilo propio ¿Crees que has alcanzado el nivel que se requiere para tener éxito? 

No quiero dar la sensación de esa falsa modestia porque no la siento, si he de decir que he conseguido tal cosa o que estoy en cierto escalón tanto en la fotografía como fuera ella no tendré ningún reparo en decirlo porque estoy seguro de que no fue regalado, algo de trabajo siempre hay detrás. Por eso no creo haber alcanzado ningún éxito, sé que nunca cambiaré las normas de la fotografía, que no crearé tendencias, esta es mi profesión que hace que sea mi forma de vida puesto que trabajo para mí mismo y no hay horarios pero de ahí a un éxito hay mucho… yo no cambio la vida de las personas, puedo transmitir un estímulo diferente, pero no cambio nada.

Déjanos conocer un poco mejor a Xabier Aldazabal, cuéntanos algo más sobre tu personalidad artística…

Algo positivo sobre mí es lo crítico que he sido siempre conmigo mismo en todo, eso me hace avanzar e intentar mejorar, también el tiempo que le dedico a las cosas, a veces se me va de las manos y no sé diferenciar entre trabajo y vida personal, se sufre cuando no hay otra opción más que dejar tu trabajo a medias, para retomarlo después. Mis debilidades mejor no mostrarlas, nunca sabes por donde te pueden atacar.

Nos has hablado de tu abuelo, ese recuerdo de infancia en el que entraste en contacto con la fotografía por primera vez, pero estamos seguros de que, en tu trayectoria, has entrado en contacto con otros mentores que te han hecho ver la fotografía y supongo que la actividad artística, de modo diferente… 

A este punto sí que me gustaría darle mayor importancia. Casi en el 90 % tengo que dar las gracias a mi amigo Carlos Hernández Calvo carlosbcn.com también fotógrafo. Me animó en todo esto, me guió en mis primeros trabajos, me proporcionó algunos de ellos que más tarde me dieron pie a invertir en material y poder ofrecer otros servicios y sobre todo me enseñó a ver. Después ya corrió de mi parte ver mucha fotografía e ir filtrando lo que a mí me gustaba. A día de hoy tenemos gustos parecidos pero hacemos cosas totalmente diferentes.. son muy graciosas nuestras conversaciones hasta las cinco de la mañana intentando convencernos de que este fotógrafo es mejor que este otro. Siempre quise agradecérselo con una buena comida como buenos comensales que somos por el norte, pero finalmente opté por regalarle un libro de nuestro fotógrafo de referencia y poder echarle en cara que dejé de comprármelo para regalárselo a él. ( risas )

Hablamos del pasado y lo traemos al presente ¿Qué bagaje destacaría Xabier Aldazabal? ¿Te traes algo especial en la maleta?

No tengo nada marcado con mayor ilusión sobre cualquier otra cosa, pero sí que ahora, al echar la vista atrás, me gusta ver como trabajos que no me llenaban en absoluto y que me absorbían gran parte del tiempo me enseñaron muchas cosas que hoy en día me vienen genial.

Cuéntanos en qué estás trabajando ahora, ¿tienes algún proyecto nuevo en mente?  

Son muchos, hace un año me replanteé mi situación y estoy en pleno cambio. Parece que tomé el camino adecuado aunque es de muy larga distancia, espero no flaquear y ser constante. Como punto a destacar, mi inicio con la cámara de gran formato que obtuve hace unos meses, por ahí pasan gran parte de mis proyectos.

¿Y tus planes para el futuro? 

No soy de pensar mucho más allá de una semana vista pero cositas tengo pensadas, aunque ya no dependen de mí al cien por cien.

Pero al menos tendrás alguna meta, algún sitio al que te gustaría llegar, algún sueño que te gustaría alcanzar, una revolución que te gustaría liderar…

A nivel profesional, con tal de conseguir cambiar el concepto de que la fotografía es una profesión como otra cualquiera, que somos profesionales de un sector, que al margen de que nos guste nuestro trabajo, no deja de ser un trabajo, y que a fin de mes tenemos que pagar como el resto de los mortales. Me daría con un canto.

A nivel humano, algo tan simple como llegar hasta el final con la sensación de haber aprovechado cada momento.

Xabier Aldazabal

El trabajo artístico requiere una gran capacidad de trabajo y dedicación pero todas sus facetas, tanto la técnica, como creativa o la artística, son enriquecedoras. De todas ellas con cuál te quedas, ¿dónde te sientes cómodo?

Haciendo fotografía de interiorismo y retrato, también frente al ordenador retocando, puedo estar 6 horas o más con un retrato.

Nos damos por enterados de que arte y profesión están interrelacionados en tu día a día, pero en Baskonia Cultura nos interesan mucho los procesos creativos, de dónde parten las ideas, cuáles son los referentes, cómo evolucionan y en qué momento la técnica se trasforma en arte. Cuéntanos algo sobre tu día a día…

Muchas veces es espontaneo, si planteo algo más serio todo empieza por escribir a lápiz en mi libreta.

Inquietudes artísticas la pintura sin lugar a dudas, es una fuente de información necesaria. Si repasas mi portfolio no tiene ningún sentido si te digo que Eugenio Recuenco o Erwin Olaf, entre muchísimos otros, son mis referentes. Actualmente Jesús Alonso es mi modelo a seguir.

Viendo los resultados creo que los espacios y retratos están teniendo mayor afecto. Partiendo de la base de que no me considero ningún artista, simplemente he aplicado lo que he ido estudiando.

¿Qué consejos le darías a una persona que quiere iniciarse en tu profesión?

Que no deje de estudiar, que estudie mucho y lo ponga en práctica, al principio saldrá mal o directamente no saldrá pero al final va cogiendo forma y sobre todo que no deje de ver fotografía a diario.

Nunca pensé que el ojo o la cultura visual, como quieras llamarlo, se pudiera desarrollar hasta tal punto, me ha sorprendido gratamente, es una cosa que recomiendo enérgicamente a cada persona que me cuenta que le gusta la fotografía, que le dedique tiempo a ver fotos buenas, internet está repleto de buen material y si ya tienes la oportunidad de disfrutarlo en formato libro es una gozada. Yo sin duda he aprendido más viendo y analizando que de ninguna otra manera.

¿Cómo ves evolucionar el campo de la fotografía? ¿Vislumbras su futuro más inmediato?

Destaco la inmediatez. Muchas veces no importa el resultado sino la rapidez.

No lo tengo muy claro, esto avanza muy rápido y como dije no pienso mucho más de una semana vista, pero tengo claro que habrá que seguir adaptándose a los cambios.

¿Qué opinas sobre nuestro sector cultural?

A nivel cultural como ciudadano de a pie hay una oferta muy extensa de exposiciones, talleres y demás, pero a nivel profesional no existe un seguimiento o apoyo a largo plazo para posicionarte en un sector cada día más complicado.

¿Qué opinión te merecen las políticas culturales aplicadas desde las instituciones?

Mejor no opinar de lo que no se sabe.

Una cosa más, de entre todos esos referentes artísticos, ¿Destacarías para nosotros algún artista que debamos entrevistar para Baskonia Cultura?

Beñat Maiz. Cámaras de gran formato
David Mangana. Escritor

Gracias Xabier, ha sido un placer compartir contigo esta entrevista. Desde Baskonia Cultura seguiremos con atención tu trayectoria e invitamos a nuestros lectores a visitar una exposición colectiva donde se puede disfrutar de tu trabajo, ahora en Donostia. 
ivasfot
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone