Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone

‘Menchumenchu’, es una artista barakaldesa  que ha estado durante este mes de octubre en nuestra escena artística con la exposición ‘Soñantes’ y a la que, con la excusa, no queríamos dejar escapar, desde Baskonia Cultura, sin ‘somerterle a este interrogatorio’ para descubrir algo más de una de nuestras activistas del arte

Su formación plástica entronca con su actividad en el mundo del diseño, con la confección de objetos a base de material reciclado, y cuyas colecciones se han podido ver en festivales de música como el FIB Benicassim, Jazz Vitoria, Azkena Rock o Viña Rock.

En los últimos años ha estado muy ligada al cine y ha dirigido el cortometraje ‘Algo de la abuela Rosa‘, premio del público en el Festival Qué bello es vivir, de la asociación Cinemanet.

Menchumenchu

Menchumenchu es todo sutileza, sus líneas gráficas te atrapan hacia el interior profundo, psicológico y emocional de sus personajes. Conviven en su obra diferentes técnicas en una amalgama que gira en torno a la imagen visual y la caligrafía, la acuarela, el carboncillo, el bolígrafo… confiriéndoles una estructura llena de texturas y capas, que desvelan, una a una, la conceptualidad de su obra.

Buenos días Menchu, nos gustaría que nos contases, para empezar, cómo fueron tus comienzos en el mundo del arte…

Comencé en el mundo del arte después de licenciarme en Bellas Artes. Una de mis primeras experiencias artísticas fue la de formar parte de ‘Eskerrealdea Plastika’ allá por el 2000. Una propuesta de exposiciones de artistas de la Margen Izquierda en la que nosotros éramos los “novísimos”.

He tenido varias exposiciones individuales en las que cabe destacar la de la galería bilbaína de Juan Manuel Lumbreras.

Nunca he dejado de dedicarme a ello, aunque si ha habido una etapa en la que me he alejado del circuito de exposiciones.

Hasta hace año y medio  trabajaba en una productora audiovisual en Bilbao, después de un ERE, gran parte de la plantilla se vio sin trabajo. A partir de este momento es cuando retomo el dibujo con más fuerza, y aquello que en los últimos años había permanecido en un segundo plano, resurge con fuerza con la propuesta del Espai Cavallers, por eso creo que dónde a veces se te cierra un puerta, se abren por otro lado grandes posibilidades.

Entonces, ahora estás aquí, en Bilbao, con un proyecto que llega desde tierras catalanas hasta nuestra tierra…

‘Soñantes’ es una propuesta que parte de Roser Xandri, galerista del Espai Cavallers en Lleida, y a la que junto con Sonia Alins, hemos dado forma.

Soñantes

Y después de Soñantes ¿Qué proyectos tiene en mente Menchumenchu?

Estoy trabajando en una propuesta editorial sobre la maternidad que me tiene  entusiasmada, donde se mezcla bolígrafo y caligrafía hecha con acuarela.

Quiero trabajar esta propuesta de manera audiovisual, contarla en un cortometraje donde se mezcle imagen real y dibujada.

En tu obra se aprecia el uso de la línea, tus trazos son limpios, de una técnica depurada que confieren a tu trabajo una delicadeza extrema, transmitiendo una imagen de profunda intimidad ¿De dónde nace esa orientación hacia el dibujo?

Mi formación en el dibujo se la debo a Ricardo Flecha, imaginero religioso, fue él quien me insistió en la importancia del dibujo como base de la representación y quien me enseño las técnicas necesarias.

De tus comienzos, ¿hay algo que recuerdes con especial cariño?

Quizás la primera exposición individual, la asumí con mucha responsabilidad y tuve oportunidad de poder trabajar en ella en Bristol, UK.

¿Hasta dónde quieres llegar con Menchumenchu? ¿Cuál es tu meta?

Seguir dedicándome a esto, creo que aunque llevo muchos años dibujando aún me queda mucho por contar. Soy madre y esto constituye una motivación fundamental  para dedicarme a esto.

Cómo es tu día a día ¿Dónde podemos imaginarte en actitud puramente artística?

Dibujando en la tranquilidad de mi estudio desde bien temprano.

Bien, te imaginamos entonces dibujando en tu estudio, enfrentándote a una hoja en blanco, materializando tus inquietudes a partir de tus anhelos, dando forma a tu visión del mundo… En Baskonia Cultura nos interesa  mucho el proceso creativo, el punto de inflexión que hace del arte arte ¿Cómo se desarrolla este proceso en tu caso?

Se desarrolla en el trabajo cotidiano, comienzo dando forma a una idea en un dibujo y trabajándolo, primero a nivel técnico y luego a nivel conceptual, digamos que pasa por distintas fases que deben de ir enriqueciéndolo.

Me gusta contar momentos con retratos, me interesa los rasgos de cada persona dibujada y como define un momento, trabajo con instantáneas que captan momentos muy fugaces y luego las acompaño de un texto que  cuenta más.

Me alimento de todo tipo de arte, cada uno deja diferentes sustratos, tanto de pintura renacentista como de arte contemporáneo.

Como componente conceptual trato de sintetizar ideas que se articulan del retrato a la caligrafía.

Pues creo que llega en conjunto, porque aunque se compone de diferentes cosas estas interactúan entre sí.

Para considerar el estatus de arte, la obra creativa debe presentarse como tal, es decir debe contener aquello que tenga un discurso artístico, más allá de lo meramente ilustrativo.

Si alguien se plantase en tu puerta y te dijera “Quiero dedicarme al arte” ¿Qué clave le darías con tu experiencia adquirida hasta el día de hoy, con tus éxitos y tu visión de la actividad artística?

Que desarrolle un lenguaje propio, que no deje de investigar nuevas técnicas y conceptos. Y que se lo imponga con constancia.

Vivimos un momento de cambio, el sector cultural y artístico se encuentra en proceso de revisión por parte de los activos culturales. Necesitamos conocer las claves para volver a darle forma, adaptándolo a los nuevos tiempos ¿Vislumbra Menchumenchu el futuro? Danos una pista de hacia donde vira el campo del dibujo

Indudablemente el dibujo digital ha abierto un espacio muy interesante. Creo que este tiempo de crisis va a dar un cambio profundo a lo establecido y habrá que permanecer atentos.

Y desde las instituciones, ¿Se llevan a acabo las políticas adecuadas? ¿Sientes protegido, valorado y proyectado tu trabajo como artista y como profesional, desde las instituciones culturales? 

En mi opinión el sector cultural aquí tiene cierta consideración, aunque sé está aún muy lejos de las políticas culturales de los países europeos, que protegen la cultura propia y están abiertos a incorporar nuevas formas de la misma sin tanto recelo. Habría que fortalecerlo cuidando un poco más a sus profesionales, que su trabajo se aprecie y se pague.

Estamos seguros de que desde tu perspectiva, con tus experiencia y tu trayectoria podrás darnos una pista sobre la actualidad del panorama cultural. Sugiérenos tres artistas que no nos podemos perder…

Infame & CO, dibujante de comics, una de sus últimas obras “Morirse en Bilbao”.

Itxaso Díaz, documentalista, “Docu yourself”.

Casualirreal , Inma y María, dos chicas de hacen moda.

Muchísimas gracias Menchu, ha sido todo un placer entrar de puntillas en los secretos de tu arte, en las líneas trazadas sobre tus personajes y mirar por las rendijas de tu visión de la cultura, la que hacemos entre todos, la que nos define ante el mundo y que queremos proyectar desde Baskonia Cultura. Suerte con tus nuevos proyectos, de los que esperamos tener noticias, sin duda, de primera mano.

 

 

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone