Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone

A partir del 31 de octubre, viernes, la Sociedad Fotográfica de Gipuzkoa presenta la exposición de fotografías ‘Impactos de Silencio’, realizada por Ángel Cubero

Se trata de una serie fotográfica gestada durante un período de 11 años en la que el autor ha fotografiado vallas publicitarias desnudas y que actualmente permanecen como esqueletos, como vestigios de una vida pasada, desprovistas de su función original por abandono, cambio legislativo o falta de inversión, poblando la naturaleza que circunda nuestras carreteras. Ángel Cubero pretende con estas imágenes que nos presenta, suscitar o generar preguntas en estos momentos en los que se nos bombardea con grandes eslóganes o dogmas.

sfg

La muestra, titulada “Impactos de Silencio”, permanecerá abierta hasta el 19 de noviembre, martes, en horario de 17 a 21 horas, de lunes a viernes, y de 17 a 20 horas, los sábados, en nuestra Sala de Exposiciones “Alberto Fernández Ibarburu”, en la sede local de la C/ San Juan nº 27 de Donostia-San Sebastián.

Gestada desde el año 2000 y finalizada en 2011, construida a través de capturas de vallas publicitarias desnudas, desprovistas de su función original por abandono, cambio legislativo o falta de inversión. Estas enormes moles totémicas no intentan captar nuestra atención de la forma habitual, pues tras su transformación se convierten en estructuras que solo nos devuelven, utilizando la jerga publicitaria, impactos de silencio. Podrían también representar estos elementos una aproximación sinestésica a la reflexión callada e interna previa a toda actividad constructiva a través del lienzo en blanco, del contramensaje, de la quietud, del vacío y del reto imaginativo.

La obra pretende suscitar, generar preguntas y cierto grado de necesaria incomodidad en un mundo en el que se nos bombardea con eslóganes, fórmulas, dogmas y sentencias cerradas. Lo circunstante se ve invadido por una suerte de moderno horror vacui. Son los tiempos de la infoxicación, de la inflación comunicativa, y estas estructuras bien podrían conformar una alegoría visual de un sistema socioeconómico herido en el que sus magnas consignas no soportan bien ni el paso del tiempo ni la falta de atención continua. Los macrosoportes vacíos tendrían quizá la capacidad de devolvernos en parte la inocencia de la mirada, la pausa, la curiosidad prístina del ser humano. La lectura de estas imágenes aboga por lo abierto, lo diverso y lo plural. Así pues, sea el espectador el que dote de significado a este pequeño escenario simbólico.

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone