Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone

La diseñadora Iraia Oiartzabal, desde su taller de Donostia, contesta unas preguntas para BaskoniaCultura

Iraia Oiartzabal La creación está rodeada de un componente especial que no es otra cosa que la transformación. Lo profano, lo vanal, lo material, es transformado en arte a través de los ojos del artista, que nos devuelve parte de lo que recibe transformado en un concepto universal y eterno.

 

La imagen de Iraia Oiartzabal desprende un alo de sencillez y elegancia que se trasmite en su trabajo. Cada puntada se transforma en arte en sus manos. La practicidad del elemento cobra un nuevo significado y ofrece al que lo viste una nueva visión de si mismo.

 

A medio camino entre la artesanía y la creación,  entre la recuperación del oficio y el arte del diseño, Iraia Oiartzabal nos cuenta, desde su taller de Donostia, cual es su visión de mundo a través de la costura.

 

Egun on Iraia, cuéntanos como iniciaste tu formación. 

 

Desde pequeña he desarrollado mi lado más creativo, pero fue cuando se casó mi hermana mayor cuando supe que quería dedicarme a la moda, más concretamente a la Alta Costura. En ese mismo año me fui a estudiar Diseño de Moda a Barcelona durante 4 años, en los cuales tuve la gran oportunidad de trabajar en el taller de Alta Costura de Miguel Elola (discípulo de Balenciaga), quien me enseñó todo lo que necesitaba para poder hacer lo que hago hoy día. Terminé mi formación y volví a casa con la intención de comenzar mi andadura con mi propio taller. Conseguí un trabajo de fin de semana para poder hacer frente a todos los gastos y tras un año cosiendo en casa, dí el salto a un piso del centro de Donostia, en el que recibo a mis clientas desde hace ya algo más de dos años.

 

Decisión y unas metas claras, ¿Qué recuerdas con más ilusión de estos comienzos?

 

La verdad es que lo recuerdo todo con mucha ilusión, ya que aunque el tiempo pasa muy deprisa (¡ya hace tres años que fundé mi marca!) lo tengo todo muy reciente. En estos tres años he participado en todos los eventos que he podido, pero uno de los más importantes fue el Cook and Fahion que se celebró en Bruselas en el Parlamento Europeo, donde tuve la oportunidad de compartir escenario con diseñadores de la talla de Francis Montesinos, Victorio y Lucchino, Adolfo Domínguez o Sara Cóleman. La verdad es que fue una experiencia única y muy emocionante.

 

Cualquiera podría decir que tus metas están cumplidas, pero seguro que tienes más proyectos en mente.

 

A parte de mi día a día, en el que me dedico a la costura a medida, estoy preparando una pequeña colección de fiesta y ceremonia que voy a mostrar en el desfile que ha organizado Verami (Lourdes Maiño y Ramón Vera) junto con el Diario Vasco y Teledonosti en el Hotel María Cristina de Donostia.

 

Y en principio poder contar con un equipo profesional que me ayude a desarrollar mis creaciones, ya que por ahora, yo misma hago todo el proceso desde el diseño hasta la última puntada, y llega un momento en el que no doy a basto…!
LOGO Iraia Oiartzabal

 

¿Existe un límite para Iraia oiartzabal, una meta donde te encontraras a gusto profesional y personalmente?

 

Mi meta profesional es seguir haciendo lo que hago. La Alta Costura, a parte de una profesión que me encanta, es una filosofía de vida, dando valor a la calidad, la exclusividad y la durabilidad de la ropa en general y huyendo del consumismo masivo en el que las grandes cadenas han introducido a la sociedad. Antes, la ropa decía mucho de uno mismo, teníamos prendas con las que siempre acertabas o las vestías con mucho cariño. Hoy en día, cada vez vestimos más uniformados y perdemos personalidad, a la vez que producimos toneladas de basura textil en el mundo que termina flotando en la capa de ozono… La dinámica de la moda actual ha hecho que la sociedad sea cada vez un poco más frívola, y creo que el modelo de moda a recuperar, es primar la calidad a la cantidad y la durabilidad a lo efímero… Y no sólo en el ámbito de la moda, si no en todos los ámbitos de la vida. Está demostrado que el concepto de “usar y tirar” es inviable a medio y largo plazo.

 

Eres diseñadora y además das clases de costura ¿Dónde te sientes más cómoda?

 

Mi pilar fundamental y prioritario, sin duda, es mi taller, donde intento cuidar al máximo a mis clientas. Paralelo, he tenido la ocasión de impartir clases, algo que tenía muy en mente y que me permite compartir mis conocimientos con gente a la que me une en mayor o menor medida la afición a la aguja.

 

Volvámonos más prácticos por un momento ¿Cómo te han afectado los recortes y la situación actual?

 

Fundé mi marca en plena crisis y debo confesar que me siento muy satisfecha con el resultado. Cuando decidí hacer costura a medida, me di cuenta de que había un vacío generacional (la de mis padres) en la profesión, y vi la posibilidad de volver a ofrecer esa prenda que con tanto cariño vestías cuando todavía las multinacionales no habían invadido el mercado.

 
 
¿Qué opinión te merecen las políticas culturales, con respecto al mundo del diseño y la moda, en País Vasco?
 
 
Creo que he tenido la suerte de coincidir mis inicios con el resurgir de la moda en mi ciudad. La prueba de ello son la multitud de eventos de moda que se han organizado en estos últimos años.
 

¿Cuáles son los principales cambios actuales en tu sector? ¿Cómo crees que va a desarrollarse en los próximos años?

 

Creo que cada vez tendemos más a buscar diferenciarnos del resto comprando en el pequeño comercio, aunque es una realidad que las grandes marcas siguen estando muy presentes.

 

¿Cómo crees que contribuyen internet y las tecnología en el desarrollo de tu negocio?

 

Pienso que es imprescindible hoy en día mantener actualizada tu imagen en la red en general, algo a lo que yo  todos los días le dedico su espacio.

 

¿Cómo percibes el sector cultura en nuestro entorno?

 

En cuanto a la moda, creo que tenemos una trayectoria cultural muy potente en Euskal Herria desde hace muchos años, con grandes referentes como Cristóbal Balenciaga o Paco Rabanne , pero, sin olvidar el pasado, hay que apoyar más al futuro del sector apostando por las nuevas promesas y dando la cobertura necesaria para poder superar todas las dificultades que supone empezar un proyecto desde cero.

 

¿Qué consejos le darías a una persona que se inicia en tu especialidad?

 

Que tiene que tener todo muy claro y  poner muchas ganas y dedicación a lo que hace. Es una profesión muy bonita a la vez que sacrificada y exigente, con todo lo que ello implica.

 

¿Podría señalarnos entre 2-3 diseñadores o artistas de País Vasco que debamos entrevistar para BaskoniaCultura? ¿Qué destacarías de cada uno de ellos?

 

Roberto Etxeberria: Ingenio.

 

Miriam Ocáriz: Dedicación.

 

Isabel Zapardiez: Valentía y buen hacer.

 

En la actualidad se está debatiendo la cuestión de que en la mayoría de los casos los artistas no trabajan legalmente porque ni se pueden permitir ser autónomos con cuotas tan altas ni los empresarios los contratan legalmente… ¿Cuál es tu opinión al respecto?

 

Yo tenía muy claro que mi situación profesional iba a ser del todo legal desde el principio. Soy autónoma y trabajo yo sola.

 

Eskerrik asko Iraia, ha sido todo un placer contar con tu opinión y conocer algo más del mundo del diseño y su relación con la cultura y la sociedad que nos rodea. Un abrazo desde BaskoniaCultura.

 

 
 

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone